Por fin he terminado el Camino de Santiago de Compostela. Ocho años han pasado desde que lo inicié el 8 de julio de 1999 en San Juan De Pie Deport con mi cuñado Pedro Vargas y mi amigo Pablo Archel siendo este primer tramo hasta Estella/Lizarra.

En el segundo tramo, me acompañó Mikel Portillo en la primera jornada hasta el pueblo de los Arcos y desde aquí, en una semana fuí hasta Burgos. Nunca olvidaré la gran tormenta con la que entré en Logroño, los vinos que me tomé por los bares del Camino y otra vez al Camino con los truenos, el granizo y un paraguas que me compré.

El 25 de diciembre del 2003 inicié el tercer tramo en Burgos y en completa soledad pues en invierno, el Camino no tiene nada que ver con la masificación del verano. Decir tambien, que un calzado inapropiado junto con el frio, hizo que este tramo fuera especialmente duro. LLegué hasta Carrión de los Condes.

El cuarto tramo, fué hasta Ponferrada. Calor, calor y calor por las llanuras de Palencia y de Leon. Horas y horas andando y con la sensación de que no avanzaba pero llegué a Ponferrada.

Por fin, el 13 de agosto de 2007 inicio el último tramo y con permiso de Navarra, para mi el más bonito y llegué a Santiago el 19 de agosto de 2007.

¿Porqué he echo el Camino?

Descartado el motivo religioso, diré que ha sido por la mezcla de una experiencia espiritual, un reto personal y un interes cultural.

Muy recomendable la experiencia y si la volveria a hacer, me lo plantearia hacerla en un solo tramo, con una media de unos 25 kilómetros diarios y con menos peso en la mochila. Tal vez, cuando me jubile, me apunte al Camino del Norte.

agosto 2007

Joxan Izco