ROMERIA 2010 EL AÑO DEL BARRO Y LAS AMPOLLAS

Acorde con los nuevos tiempos donde la iglesia va en una dirección y la sociedad en otra, he decidido que en adelante mi compromiso con mi Virgen, con mi pueblo y mi tierra no va a coincidir más con el día que la Iglesia monopoliza la devoción que la zona media de Navarra siente con la Virgen. No es de recibo que la institución más pasada de moda y que solo es noticia por sus continuos escándalos de pederastia monopolice la energia de los romeros. Tampoco es de recibo la presencia de políticos con el único afan de buscar notoriedad y proyección pública para sus intereses en la romeria de mi pueblo. Especielamente el caso de la alcaldesa de Pamplona que inunda el espacio festivo de los vecinos de la Txantrea por joder y y al día siguiente, tal vez para tranquilizar su conciencia, entra en procesión al santuario de mi pueblo.

A partir de ahora, será el último domingo de Mayo cuando baje andando de Pamplona a Uxué para conectar mejor con la energia de esta tierra que es la tierra donde apredí a soñar. Y me quedo con esa poesia que sale a mi encuentro por el camino, con ese color verde de los campos de cereal del Valle de Aranguren que este año, todavia eran más verdes despues de tres dias de lluvia. Me quedo con el recibimiento que cuando parto de Monreal a las seis de la mañana me hacen los pájaros, los gallos y el viento. También me quedo con mi amigo el cuco que cuando ya amaneció se convierte en compania inseparable.

No se que tienen estos caminos en primavera que enamoran. Mucho es el esfuerzo de bajar andando desde Iruña pero es todavía más grande el premio que se siente caundo se llega al pueblo. Y esto, no lo quiero compartir ni con curas, ni con obispos ni con politicos. Como cuando era pequeño. El pueblo, la Virgen y yo...

hasta el año que viene

Josan Izco !cerrar ventana