cerrar ventana

¿Cuantas oraciones guardarán tus paredes, cúantos llamadas tus campanas?