Yo, pankiskita, declaro:

Mi guelita es olorosita a hierba verde recien cortada, mojada;

mi guelito huele a chocolatito y a viento fresco andando en bicicleta.

Nos regalamos cosas justas.

A mi guelita le regalo algo para que lave su pelito blanco

y le quede suavecito.

A mi guelito le gustan los bálsamos que alivian sus rodillas.

y a mi me gustan los calcetines y las poleras de colores

y como siempre se acuerdan de mi,

cada día los llevo en mis pies y en mi corazón.

 

 

V

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER